Puntos a valorar a la hora de elegir asesoría de empresas

En esta ocasión hablaremos sobre los puntos a valorar para la elección de asesoría de empresas. Un buen profesional de la asesoría de empresa no solo es de gran ayuda para cumplir con las obligaciones de carácter fiscal, laboral, mercantil y contable, también es ese consejero que puede ayudarnos en la vida diaria del negocio.

Eso sí, debemos saber que, lo mismo que un asesor de empresas nos puede ayudar a que crezca el negocio, si se opta por un mal asesoramiento, nos vamos a encontrar con que vamos a desconocer cómo va realmente nuestro negocio o con sanciones importantes por parte de la Agencia Tributaria o por parte de la Seguridad Social, lo cual puede suceder por incumplir las determinadas obligaciones que tenga la empresa.

¿Qué debemos valorar al elegir una asesoría de empresa?

Hay que tomarse bastante en serio la elección de una asesoría de empresas, pues no es una decisión que tengamos que tomar a la ligera, pues los errores en la elección nos pueden llegar a salir bastante caros. Vamos a ver algunos puntos de interés:

Lo barato a veces puede salir bastante caro

Los asesores intentan que los usuarios les busquen por ser buenos profesionales y no por económicos. Los asesores que inviertan, tanto tiempo como dinero en tener una formación adecuada para servir a sus clientes bien, deberán tener unos honorarios que deberán ir en consonancia con lo que pueda ofrecer.

Los profesionales deben estar debidamente formados, puesto que aunque el ejercicio profesional en asesoría de empresas no está reconocido en las normas españolas, ni se demanda titulación alguna o formación para ser asesor, deberá ser un requisito del que se asegurará el cliente.

La elección de un asesor de empresas que no tenga una formación de nivel, es como elegir a un carpintero para sacar una muela. Por todo ello, los asesores deben tener una formación universitaria en carreras como ADE, Derechos y similares.

De todas formas, además de la propia titulación, se debe hacer un Master en Asesoría de Empresa, que lo que sirva sea para completar los conocimientos que se adquieran en los grados que se hagan, además de permitir la adquisición de conocimientos en otra serie de áreas que no se traten en los estudios universitarios.

Siempre es ideal que los títulos que se obtengan puedan verse para los clientes que acudan a la asesoría.

Como nos recuerdan los profesionales de martinlaucirica.es, el asesor tiene que estar siempre al servicio de su cliente y no al revés, de forma que la asesoría ponga los medios y el personal para poder obtener la información necesaria para la empresa, con los menores inconvenientes para la clientela, algo que cada vez es más fácil gracias a las nuevas tecnologías.

Por todo esto, cuando se elige asesoría hay que dejar bien claro, tanto el cómo como el cuándo el asesor va a poder recabar la información que necesite para el cumplimiento de su trabajo.

En este sentido, no debemos olvidar que es deseable que la asesoría como tal se tiene que involucrar con la empresa cliente, donde asesorará todo lo que piense que sea útil para que vaya bien el negocio de su cliente y no solo haga tareas como la presentación de los impuestos, por ejemplo.

Los asesores tienen que ser confidentes, escuchar los problemas y dar soluciones. En este sentido, el cliente tiene que pedir y pagar algo más que solo cumplir las obligaciones a nivel fiscal, contable y laboral.

Cuando la empresa sea de nueva creación, es importante que la asesoría ayude a poder definir los procedimientos administrativos y que por ejemplo el software de gestión se pueda integrar con los programas de la asesoría para que se faciliten los flujos informativos.

En este sentido, se puede buscar el perfil del asesor en Linkedin y si en el propio perfil se ve que ha tenido una amplia labor en compañías, no solo en asesorías, esto va a ser más interesante, pues va a poder saber mejor las diferentes necesidades o inquietudes que puedan tener sus clientes.

La utilización de medios telemáticos para el suministro de información y que haya sitios web o blogs que dispongan de información útil es algo que sin duda los clientes van a valorar de manera positiva.

Las empresas cada vez tienen que estar más atentas a diversas problemáticas, por lo que es necesario tener esto en cuenta siempre, así que no dudemos en dedicar el tiempo que sea necesario a que su elección sea la acertada en este sentido.