La creación de un sitio de coworking

La creación de un sitio de coworking

Crear un sitio de coworking es algo que ahora más que nunca pasa por la cabeza de muchos emprendedores.  Vamos a ver qué es lo que tiene que tener un centro de este tipo:

Creación de una comunidad desde cero

Hay que saber cómo se puede crear una comunidad, donde se puede tener una estrategia. Hay que saber qué tipo de perfiles tienen interesados en crear una comunidad, que se mantengan en el tiempo y no desaparezcan.

Hay que utilizar bien las herramientas de comunicación para que se pueda conocer el espacio de coworking, lo que hace que pueda pasarse a una comunidad 2.0.

Una forma de ganar dinero

Vamos a ser realistas, el abrir un espacio de este tipo, demanda gran cantidad de ganas y energías, lo que es una inversión a nivel económica importante cuando se quiere hacer rentable.

Entre las fuentes principales de ingresos y gastos, podemos hablar de los eventos, las cuotas de coworkers y los sponsors, pues son una fuente de ingresos básicos, donde el modelo negocio es particularmente importante.

Es necesario tener claro el tipo de negocio que tenemos, aspectos como la unicación, el diseño, la estructura y los tipos de puestos, para que los definamos en función de unos parámetros ya dados. Como dicen en Decolor.com, la pintura exterior e interior de muchos establecimientos puede terminar siendo hasta una marca personal, por lo que puedes valorar si apostar por un color que te diferencie de la competencia.

En este sentido, también es importante que se limiten los gastos de forma importante, para lo que siempre puede haber una capacidad para negociar con los proveedores, así como intentar que se puedan obtener meses de alquiler gratuitos, así como compartir los ingresos que lleguen con el dueño del local para que se limiten los riesgos inversores.

Gestión de las comunidades online/offline

Uno de los problemas que tienen estas comunidades es el denominado lado oscuro, puesto que aunque todos los coworkers acostumbran a tener una vocación de compartir y de colaborar, los caracteres pueden dar a diferentes tipos, los que son viajeros, los polémicos, los fantasmas que van poco al centro o los hijos pródigos, que van y vienen al centro.

Se necesitan una serie de fórmulas para poder hacer la gestión de los mismos, además de la posibilidad de crear iniciativas de este tipo de sinergias.

Hay que tener claro que a la hora de gestionar los perfiles, hay que tener una comunicación de lo más activa para conocer lo máximo posible a todo el mundo que acude al sitio de coworking.

Consejos para que se pueda mantener un espacio a flote

Después de la apertura y que se ponga la marcha de un espacio de coworking nuevo, máxime en un contexto donde estos abundan,  hay que decir que es necesario seguir una serie de pautas que hagan posible el mantenimiento del centro sin que arruine al gestor en cuestión

Hay también que decir que el coworking como tal no es sinónimo de éxito por sí mismo, teniendo que afrontar varios problemas como el reivindicar el propio valor que tiene la comunidad a la hora de generar talento, así como a la hora de especializarse en una serie de sectores, aportando personalidad al espacio en cuestión para que el negocio siga funcionando y marchando realmente bien.

Este tipo de espacios deben irse moviendo para poder aportar la personalidad para que las personas que acuden no se vayan e incluso que sigan acudiendo. Estamos en un medio cambiante y si se quiere tener éxito y hay que tenerlo en cuenta si se quiere realmente triunfar con este negocio tan unido directamente con la tecnología.

Debemos tener claro que el afán por mejorar y por estar permanentemente actualizado es algo que debemos contar con ello si es que queremos que el negocio no solo salga a flote, también que tenga éxito.

Las inversiones en tecnología también deben ser constantes y apostando de forma decidida por la calidad, pues de lo contrario, los que acuden al espacio optarán por otros espacios y se terminarán marchando.

De la misma forma, el tener otro tipo de servicios, de los denominados de oficina e incluso alguna máquina para picar o tomar un café casi son imprescindibles o se reciben muy gratamente.

Una vez dicho esto, ahora seguro que tienes un poco más claro qué es lo que debe tener un buen sitio de coworking, una opción emprendedora que suena realmente bien, pero para la que hay que estar realmente bien preparado si se quiere tener éxito.