Celosías automáticas, una mejora tecnológica para la calidad de vida en el hogar

Celosías automáticas, una mejora tecnológica para la calidad de vida en el hogar

A nadie se le escapa que la tecnología es algo a lo que ya no podemos decir que no so pena de quedarnos muy anticuados en todos los aspectos que tienen que ver con esta vida. No cabe la menor duda de que, sin la ayuda de un asunto como lo es la tecnología y todas y cada una de sus aplicaciones, es completamente imposible conseguir avances sociales y de cualquier otro tipo en un momento como el que nos ha tocado vivir. Esto que venimos comentando tiene importancia en todos los ámbitos de la vida: en el relativo a nuestro entorno profesional y también en el personal. Y es de este último del que vamos a hablar.

El del personal porque lo que os vamos a transmitir es relativo a nuestra vivienda. La tecnología, en efecto, se encuentra tan cercana a nosotros que incluso en nuestro entorno más privado influye de una manera que es realmente importante. La televisión, el ordenador o la tablet son elementos que ya podemos considerar como cotidianos. Y seguramente son muchos más los aparatos que cuentan con dispositivos tecnológicos y que usamos para nuestro día a día en el hogar. Eso ya poca gente se atreve a ponerlo en duda.

Y es que la tecnología ha llegado, como cabía esperar hace tan solo unos años, hasta a los aspectos más puramente fisiológicos de nuestras casas. Pongamos un ejemplo: seguro que algunos de vosotros o vosotras ya dispone de ventanas o persianas que se abren o se cierran de manera automática. Ese es uno de los mejores ejemplos que podemos poner y seguro que a muchos y muchas os ha llamado poderosamente la atención. Pues bien, este asunto está empezando a convertirse en algo realmente habitual en los tiempos que corren. Y es que no es para menos. Todo el mundo quiere sacar provecho de lo que nos puede aportar la tecnología.

Uno de los sistemas tecnológicos que viene causando sensación en lo que al apartado de vivienda se refiere es el que hace referencia a las celosías o persianas que se abren y cierran de manera automática, algo que permite hacer la vida mucho más cómoda a la gente que dispone de este tipo de sistemas. Hemos querido saber cuántas personas disponen ya de este tipo de tecnologías y, para ello, hemos contactado con los profesionales de Aluminios Franco, dedicados entre otras cosas a una cuestión como esta. Lo que nos han comentado es que la venta de este tipo de sistemas ha crecido más de un 100% en el último año, nada más y nada menos.

Sistemas que, en muchas ocasiones, se instalan en una vivienda de nueva creación

Es más habitual encontrarse este tipo de sistemas en viviendas que son nuevas o que están reformadas. Por eso, para analizar cuánta gente apuesta por la instalación de estos sistemas hay que tener en cuenta las cifras que nos está dejando el mercado inmobiliario. Una noticia publicada en la página web del diario El País hacía hincapié en que la compra de viviendas había crecido en un 10’1% en el año 2018, dejando este sector atrás una crisis económica que ha causado verdaderos estragos desde que se iniciara en 2008 hasta apenas hace unos meses.

Este crecimiento está siendo sostenible y progresivo. Prueba de ello es una noticia publicada en el portal web Quonia que afirmaba que, en el primer trimestre del pasado curso, el mercado inmobiliario seguía creciendo con respecto tanto al trimestre anterior como en lo que a variación interanual se refería. Y esta es una noticia de la que tenemos que alegrarnos un montón. Desde luego, el sector inmobiliario siempre ha sido un barómetro para medir nuestra economía a nivel nacional y, por ende, eso bien explica que sigamos creciendo como economía.

Gracias a los datos que os hemos comentado en los dos últimos párrafos, podemos hacer verídica nuestra hipótesis a la hora de hablar de persianas y celosías automáticas. Y es que el aumento de la compra de viviendas ha hecho posible que la gente se fije en elementos como estos para darle un toque mucho más moderno al hogar en el que va a habitar durante las próximas décadas. No cabe la menor duda de que ambas cuestiones están perfectamente ligadas y que existe una cierta dependencia de las celosías automáticas sobre la venta de viviendas nuevas.

Lo mejor de todo es que las previsiones que tienen que ver con el mercado inmobiliario son de lo más positivas de cara a los próximos años. Es una de las mejores noticias que nos podían ofrecer tanto a nivel nacional como para lo que se refiere a calidad de vida. Una calidad de vida que ya no solo depende del espacio y la localización de nuestra vivienda, sino también de la tecnología que le aplicamos a la misma. Esto es algo que ya no tenemos ninguna posibilidad de negar.