Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Por qué nos disfrazamos en la era de las nuevas tecnologías?

Los especialistas en disfraces de lacasadelosdisfraces.es, creen que la elección en materia de disfraces tiene una gran influencia por parte de la cultura popular y esas modas que se van sucediendo unas a otras. Todos sabemos que el cine, las series, políticos que sean muy polémicos o los nuevos famosos suelen ser objetivo de los disfraces año tras año.

¿Por qué nos gusta disfrazarnos?

Bueno, lo primero que podríamos decir es que disfrazarse es una buena manera de desinhibirnos de la rutina diaria a la vez que liberamos tensiones. Por todo ello, para muchas personas, es una experiencia de lo más positiva.

Que nos pueda gustar disfrazarnos, va a depender de la simbiosis de dos factores, los valores en materia de cultura, etc.

Al disfrazarse se establece un marco de juego donde la irrealidad está permitida y podemos tener una serie de comportamiento sin que haya límites ni penalizaciones.

Cuando uno se disfraza se hace en un contexto, lo que hace que nuestro atuendo y una forma comportarse desinhibida, que escapan de las opiniones generales. Una forma de jugar y donde la demás gente lo que hace también es seguir el juego.

Eso sí, no olvidemos que no a toda la gente le gusta jugar, puesto que hay gente que tiene cierto rechazo a los disfraces.

Pero no a todo el mundo le gusta jugar. “El rechazo hacia los disfraces es un comportamiento aprendido. Tiene que ver con nuestras experiencias previas y con la época del entorno”, señala este experto.

Una especie de máscara de quitar y poner

No nececistas que sea carnaval para ponerse máscara, pues, en realidad, lo hacemos en nuestra vida diaria todos con nuestros amigos y familiares. La máscara de todos los días es ese disfraz invisible que nos hace interpretar un rol con el que poder desenvolverse en el mundo social.

Al quitarnos la máscara que impone la sociedad, lo que hacemos es liberarnos de la denominada autocensura. Pensemos que tanto persona como personalidad son provenientes de la palabra griega “Prósopon”, cuyo significado es “máscara teatral”.

Liberación de conductas reprimidas

Muchos de los disfraces son réplicas de los roles y estereotipos establecidos, siendo disfraces hipersexualizados para mujeres y una forma de segmentar las profesionales, siendo complicado el que podamos encontrar un disfraz de niño que sea enfermero o de niña que sea piloto.

El caso es que en los carnavales es bastante normal el que se rompan una serie de dichos estereotipos y hay que ver a la gente disfrazada del sexo en contrario, normalmente a hombres que se disfrazan de mujeres, algo que sucede porque en líneas generales son de gran ayuda cuando se quieren reproducir las conductas que nos gustan y que suelen estar bastante castigadas.

En lo social, suele castigarse el que una fémina tenga una actitud de fuerza y que un hombre se comporte más suave.

El caso es que la respuesta puede ser bastante más simple. Por ejemplo, cuando uno se disfraza de mujer, es algo bastante divertido. Un disfraz nada complejo con el que se puede seducir, reír y hacer expresiones a nivel corporal que de otra manera nunca haríamos.

Disfraces, sexualidad e introspección

Comprender el disfraz como una manera de expresar y liberar las conductas reprimidas. Los sexólogos en este sentido dicen que los disfraces en la vida sexual son una herramienta bastante útil a la hora de romper con la rutina o monotonía diaria, que podamos soltarnos con nuestras fantasías a nivel sexual. De igual manera, puede generar mayor confiar, así como intimidad a nivel de pareja.

Olvidarse de ser pudoroso, del miedo o de ser vergonzoso

Disfrazarnos como decimos tiene importantes beneficios, tanto para nosotros a nivel emocional, como también a nivel sexual, pues puede ayudar a que nos conozcamos más a nosotros mismos en el propio proceso.

Esperamos que este artículo haya servido para dar algo más de luz sobre un tema tan interesante y que no siempre queda claro como es el de los disfraces. En nuestra opinión disfrazarse debe ser algo que siempre se haga desde la libertad y para pasarlo bien, no debe ser una imposición para nadie y , eso sí, dejarse llevar, pues así es como mejor lo vamos a pasar.

En el caso de que estés buscando disfraz, opta si compras por disfraces de buena calidad y nada de ir al típico bazar oriental a comprar el primero que aparezca, porque hay muchos que son de mala calidad e incluso que no cumplen con la normativa CE que asegura la seguridad de los usuarios.

COMPARTE

Algo que tambien puedo interesante

Scroll al inicio