Guía para principiantes: ¿Cómo convertirte en vigilante de seguridad?

Guía para principiantes: ¿Cómo convertirte en vigilante de seguridad?

Desde siempre, los vigilantes privados se han limitado a ejercer su trabajo de vigilancia y protección en el interior y las inmediaciones de establecimientos y eventos, tanto privados como públicos. Sin embargo, debido a las nuevas leyes relacionadas al cargo, en la actualidad  también pueden realizar su labor en complejos comerciales y de ocio, así como en el perímetro de centros penitenciarios y de internamiento de extranjeros (CIE), realizar controles de identidad, además de complementar la acción policial cuando así lo solicite.  

Así mismo, debido a la variedad de ofertas que ahora existen en relación a este trabajo, cada vez son más las personas interesadas en optar por el cargo e incluso, se espera que la demanda siga creciendo en los venideros años.  

Si eres uno de estos aspirantes a convertirte en guardia de seguridad y quieres enterarte de los pasos a seguir para lograrlo, sigue leyendo y entérate de todo.  

El paso a paso de como convertirte en vigilante de seguridad 

  1. Academia Marin, expertos en la formación de guardas de seguridad, explica que lo primero que debes hacer para poder trabajar en el sector de la seguridad privada consiste en superar uncurso de 180 horas lectivas distribuidas a lo largo de seis semanas en uncentro homologado por el Ministerio del InteriorDe estas 180 horas, al menos la mitad tendrán que impartirse de forma presencial. Una vez superados los módulos de formación y las pruebas físicas, el centro expedirá el certificado correspondiente. 
  2. Cuando hayas conseguido dicho diploma, podrás presentarse a las pruebas convocadas por la Secretaría de Estado de Seguridad con el objetivo de conseguir la Tarjeta de Identidad Profesional e inscribirte en el Registro Nacional de Seguridad Privada, lo que te permitirá ejercer como guardia jurado. Los requisitos para presentarse a estas pruebas, además de estar en posesión del citado diploma y un certificado médico oficial, son las siguientes:
    • Tener entre 18 y 55 años. 
    • Contar con la nacionalidad española o de un Estado miembro de la Unión Europea. 
    • Estar en posesión del título de Graduado en ESO o equivalente. 
    • No tener antecedentes penales ni haber sido separado del servicio en alguna de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 
  3. Esta prueba consiste en dos partes, una teórica y otra física: flexiones en barra fija, lanzamiento de balón medicinal, salto vertical y 400 metros. Aquí, las marcas mínimas varían en función de la edad y el sexo. Luego, la segunda parte supone realizar uncuestionario escrito de 80 preguntas, a completar en cincuenta minutos con una nota mínima de cinco sobre diez. 
  4. Una vez superada esta prueba, el siguiente paso consiste en la inscripción del Registro Nacional de Seguridad Privada. Este es uno de los principales requisitos para vigilante de seguridad. De esta manera, el interesado, ya estará acreditado para ejercer profesionalmente como vigilante de seguridad privada en todo el territorio nacional.  

El camino hacia el TIP 

El TIP de vigilante de seguridad (tarjeta de identidad profesional) se trata de un certificado expedido por la Policía Nacional que acredita que su poseedor está cualificado y habilitado para ser vigilante de seguridad en todo el territorio nacional. 

El plazo que se establece para solicitar el TIP de vigilante una vez se supera tanto el curso como la pruebas teóricas y las pruebas físicas para vigilante de seguridad es de 3 meses, y representa el certificado objetivo de toda la formación para el cargo. 

La formación después del TIP 

Como en toda profesión, luego de conseguir tu TIP, el trabajo de vigilante de seguridad te ofrece especializarte en  otros estudios. 

Esta es una formación complementaria al Título de Vigilante Seguridad con cursos orientados a quienes cumplen los requisitos para guarda de seguridad y que además ya están acreditados con la TIP, y tienen interés en ampliar sus conocimientos en un área determinada o bien especializarse en un servicio determinado dentro del área de la seguridad privada. 

Algunas de las alternativas más interesantes a destacar dentro de esta categoría son: 

  • El curso de Instrucción Canina en Operaciones de Seguridad y Protección Civil correspondiente al certificado de profesionalidad con el mismo nombre, que capacita al alumno para emplear unidades caninas en servicios de seguridad privada como puede ser rescate y salvamento de personas o búsqueda de sustancias olorosas. 
  • El curso de perito judicial en seguridad privada, con el que el alumno que cuente con titulo de seguridad privada estaría habilitado para ejercer profesionalmente como perito judicial en juzgados y tribunales de todo el país. Además, el título recibido le permitiría su inclusión en ASPEJURE, una de las asociaciones profesionales más relevantes en el país dentro del ámbito del peritaje, recibiendo de esta forma diferentes acreditaciones como perito profesional. 
  • El master MBA en dirección de empresas de alarmas, que ofrece la formación necesaria para lleva a cabo de forma profesional la gestión de este tipo de organizaciones, tanto desde el punto de vista de la dirección estratégica empresarial como desde el conocimiento del sector de las alarmas y la seguridad privada.