El transporte internacional de mercancías por carretera

El transporte internacional de mercancías por carretera

El transporte internacional de mercancías por carretera español vive un momento inmejorable. En estos últimos 15/20 años el transporte internacional ha cobrado mayor importancia, una de las pruebas de esto es que a finales de siglo XX estaba nuestro país en el puesto sexto, mientras que ahora es el segundo lugar, quedando como primera Polonia.

En cuanto a la cuota existente de mercado de las empresas españolas es de algo más del 30%, datos bastante superiores al que hay en otros países occidentales, exceptuando Portugal. El caso es que la presencia de flotas francesas, británicas e italianas en el transporte internacional no supera el 10% y en el caso de la teutona está sobre el 13%.

Otros países como Portugal tienen una flota con una penetración del 60%, Bulgaria el 80%, Rumanía 75%, etc.

La flota de España acostumbra a tener como destinos los países más próximos de la Unión Europea, como Alemania, Francia, Portugal, Italia, Reino Unido o Países Bajos.

La liberación del transporte europeo

Pensemos que el transporte dentro de la Unión Europea se ha liberado en su totalidad, lo que supone que todo vehículo de transporte pesado que tenga licencia de la comunidad puede viajar sin límites entre los estados miembros, siempre pensando que deberá respetar las condiciones en el transporte en los Estados distintos al de su matriculación, lo que se llama cabotaje.

Si vamos a los datos que había en 2019, existían cerca de 26.000 empresas de transporte que tenían la autorización de transporte internacional y la flota se encontraba cerca de los 160.000 vehículos.

Si hablamos del transporte que se hace a terceros países, es necesario tener autorizaciones bilaterales. Las que más se demandan son para ir a tierras marroquíes, un porcentaje bastante por encima del resto de países, no solo del continente europeo, también del africano y asiático, donde también van a tener que viajar los transportistas de España.

Podemos citar otros destinos a los que van a poder llegar las mercancías procedentes de España por carretera como Rusia, Serbia, Bielorrusia, Andorra, Albania, Argelia, etc.

¿En qué pensar para optar por la empresa de transporte mejor?

Vamos con algunos consejos:

Determinación del presupuesto

El precio, sin duda, tiene que variar dependiendo del producto que se transporte. Por lo general, como nos recuerdan desde Cargolink.es se establece dependiendo del peso de la carga y de su fragilidad. Esto hace que sea de gran importancia contar con información previa de las garantías que nos ofrecerán las distintas compañías de transporte.

Licencias que precisará tu carga

Cuáles son las mercancías que se van a transportar o si es necesario un servicio de transporte especial con mantenimiento, son algunas de las preguntas que la empresa de transporte debe dar respuesta.

Las garantías son importantes

Antes de decidirnos por una empresa de transporte, lo mejor es investigar, preguntar y analizar las garantías que puede tener, tanto en cuanto a tiempo como de servicio, además de las posibles reclamaciones que puede haber.

El tiempo es importante

Los tiempos de entrega van a depender de las necesidades existentes. La empresa de transportes para ello se tiene que ajustar a las necesidades que pueda haber en caso de urgencia. Por lo tanto, es bastante común que puedan ofrecer un servicio de transporte urgente, siempre debiendo asegurarse de que la garantía tiene que estar plasmada por escrito, así como comprobar que la mercancía llega en el tiempo correcto.

Distintos volúmenes y capacidades

Todo va a depender de lo que se quiera transportar, por lo que será precisa una cantidad de espacio u otra diferente. Hay que tener la seguridad de que la empresa que se vaya a contratar nos pueda dar un servicio de grupaje que puede pagar únicamente por el espacio que ocupe la carga.

Referencias y antecedentes

Lo primero que se debe hacer antes de que comience una relación con la empresa de transportes es poner en marcha una investigación con exhaustividad. Para ello, lo mejor es leer las opiniones de la clientela y preguntas a otros compañeros que hay en el sector. Siempre es interesante la contratación de una agencia especializada y que tenga una reputación buena.

La importancia de la experiencia

Por lo general, las empresas que llevan años en un sector como el del transporte cuentan con la experiencia y el conocimiento preciso para poder hacer las cosas bien en un tiempo reducido. Por lo general, suelen incorporar técnicas de entrenamiento de tal forma que los empleados puedan conocer los métodos que mejor funcionan de cara al transporte de los diferentes productos.