Comprar barato por Internet

Comprar barato por Internet

De un tiempo a esta parte estamos viendo cómo las tiendas online de informática, periféricos y tecnología en general están subiendo los precios descaradamente. Incluso grandes empresas como Amazon  pueden metértela doblada si no tiene el cuidado suficiente. La población en general se ha relajado en este tema y ahora tiende a pensar que todo lo que compra en Internet es más barato, pero no es así. Hay de todo, como en botica. Una buena tienda online en este sector es Tienda IDC donde podrás comprar casi cualquier cosa relacionada con el mundo de las tecnologías y la informática a buen precio y por eso siguen siendo un referente en este mundo.

Y es que dejando a un lado a tres o cuatro plataformas que mantienen los precios a la baja, la mayoría de los negocios en Internet se están subiendo a la parra y como han visto la tendencia de la población a comprar, cada día más, en Internet, tienden a subir sus precios bajo la falsa creencia de que todo es más barato vía online y los usuarios poco informados caen en esas trampas a diario.

wedewewfdewqfreducida

Consejos

Lo mejor que podemos hacer para intentar no ser víctima de este tipo de negocio es tener en cuenta algunos factores y llevar a cabo varios movimientos antes de decidirnos a comprar nada. Veamos algunos consejos.

Comprar objetos de segunda mano siempre es más barato pero tiene sus riesgos. En internet, la situación empeora si es que no somos compradores habituales. Existen precios excesivamente baratos, anuncios mal traducidos o usuarios falsos que podrían hacernos perder dinero en vez de ahorrarlo.

Para vender o comprar con seguridad y de un manera sencilla, es bueno que sigas alguna de estas recomendaciones:

  1. Cierra la venta en persona. Cuando hayas hecho el trato, lleva dinero en efectivo y en el punto de venta acordado, revisa que el producto esté en buenas condiciones.
  2. Conocer al anunciante. Revisa detenidamente el perfil del vendedor y si es posible, comprueba las ventas anteriores que ha tenido. Todos deberían de tener un historial de este tipo.
  3. No pagar por adelantado. Si no hay forma de organizar una venta presencial, espera a que el producto te llegue a casa conforme lo esperado y recién después, envía el dinero. Es lo que denominan, una venta contra entrega.
  4. Aviso mal redactado. Cuando veas un anuncio con palabras poco frecuentes o que parezcan estar mal traducidas, empieza a sospechar.
  5. Números de emergencia. Anota todos los datos de atención al cliente que la plataforma pueda proporcionarte en caso de que tengas que reclamar por un mal servicio.

Pero el mejor consejo de todos, el mejor truco que podemos darte es que busques, compares y pases horas delante de la pantalla accediendo a cientos de webs antes de decantarte por ningún producto, sobre todo si hablamos de algo que supere los 10 euros porque nosotros hemos llegado a ver el mismo producto en tiendas diferentes con un precio que varía hasta en 15 euros  cuando hablamos de periféricos y hasta de 200 euros cuando hablamos de ordenadores y equipos completos así que, andaros con ojo.