Ya falta menos para poder disfrutar del solecito en terraza

Ya falta menos para poder disfrutar del solecito en terraza

Parece que no, ¡pero el tiempo pasa volando! Dentro de nada, estaremos de nuevo en primavera y poco a poco se alargarán los días y el buen tiempo se instalará. Vosotros no sé, pero a mí me encanta tomar el sol en mi terraza y comer o cenar fuera. Pero con el mal tiempo que ha hecho este invierno, las heladas, la nieve, etc., se han abierto varias brechas en el suelo de mi terraza (éste es de alquitrán), ¡y ha quedado que da pena! Mi casa es de tipo rural, con las paredes de piedras oscuras y el tejado de pizarra.

Por ello, para que no despareje con el resto de la casa, he decidido que el material más adecuado para mi terraza sería la pizarra también. Con lo cual, la he encargado a Ardoises d’Espagne (Pizarras y Derivados SL), una empresa familiar que lleva tres generaciones seleccionando y comercializando pizarra española de la mejor calidad y que beneficia de una gran experiencia en este sector así como también de una profesionalidad indiscutible. La elección de la pizarra me parece una excelente opción puesto que no sólo se trata de un material estéticamente hablando muy bonito y elegante, sino que es a la vez muy resistente y funcional. Estos suelos de exterior te permiten, además, revestir una terraza, una zona de paso en el jardín, unas entradas y unos accesos al hogar, etc., de forma muy decorativa y elegante a la vez. Se trata, asimismo, de un material bastante económico. ¡Lo tiene verdaderamente todo!

La pizarra es un material extraordinario

La pizarra es verdaderamente un material extraordinario. Pues, aparte de su gran belleza y elegancia es también un material muy resistente, aislante y duradero. Su fantástica impermeabilidad y su gran poder aislante hacen que sea muy apropiado para los suelos de exteriores. En mi opinión, creo que para renovar cualquier estancia exterior es fenomenal. Pues, se trata de un material que se limpia fácilmente y que aporta un aire original, elegante, rústico e intemporal a la vez. Personalmente, a mí lo que más me gusta de la pizarra es su aspecto bruto, cálido y auténtico. Con ello, es capaz de soportar tanto altas como bajas temperaturas sin alterarse en absoluto. En cuanto a su instalación, ésta resulta de lo más sencilla. Se debe prestar atención a que el terreno esté nivelado antes de empezar a colocar la pizarra. Es importante tomar en cuenta a la hora de instalarla el lugar donde se va a poner la pizarra –si  ésta se va a colocar en interiores o en exteriores–, ya que dependiendo de ello se deberá utilizar tal adhesivo específico u otro tipo de cola. Así pues, en mi caso, lo que yo haré es aplicar ante todo sobre el suelo nivelado una capa de hormigón y después de ello un impermeabilizante de caucho o tela asiática, e instalar posteriormente el suelo de pizarra sobre una capa fina de mortero de unos 3 ó 4 cm de grosor. No es un trabajo muy complicado, aunque cueste un poquito más cuando se hace en zonas exteriores, pero tampoco es para tanto.

No es de extrañar que la pizarra sea la piedra natural y el material favorito de gran parte de los arquitectos, diseñadores y constructores. Pues, tal y como lo he dicho más arriba, se trata de un material súper estético y elegante con sus sutiles variaciones de tonalidades y texturas. Destaca también su fantástica estructura natural y sus características versátiles. Yo creo que la pizarra es y seguirá siendo durante generaciones y muchos años por venir una preferencia natural de una gran mayoría de estetas. Ya tengo ganas de que llegue la pizarra negra y gris que he encargado para mi terraza a la empresa online Ardoises d’Espagne (Pizarras y derivados SL), una empresa familiar de Castilla y León de origen francés que lleva 3 generaciones extrayendo y elaborando pizarra a partir de los mejores yacimientos de España. Debo especificaros para acabar con este post que la pizarra es una piedra natural que puede ser adaptada a todo tipo de aplicaciones o prescripciones. En cuanto la reciba y llegue la primavera me pondré por fin manos a la obra para que cuando llegue el buen tiempo pueda disfrutar a tope del calorcito en mi terraza