Internet, el medio perfecto para encontrar una asesoría con garantías

Internet, el medio perfecto para encontrar una asesoría con garantías

Tener una asesoría que nos permita aligerar todo tipo de trámites es muy importante a la hora de dirigir una empresa. El ahorro de tiempo que posibilita esta opción nos permite dedicar esfuerzos y recursos a otro tipo de cuestiones. Esto, en el aspecto empresarial, es oro puro. Algo que, mucho más de ser recomendable, es prácticamente imprescindible para tener éxito.

Por fortuna, en los últimos tiempos hemos añadido un elemento que también tiene un valor descomunal en cuanto a la gestión y trámite de los diferentes asuntos en el seno de una empresa: hablamos del factor tecnológico. Muchos de esos trámites pueden ser resueltos a través de Internet. La Administración Pública se ha modernizado y, entre otras cosas, el pago de impuestos se puede realizar vía online gracias a lo que conocemos como e-administración.

Hace año y medio decidí darle vida a una nueva empresa en mi ciudad natal. Se trataba de una tienda de recambios para todo tipo de vehículos, un negocio que escaseaba en dicha ciudad y en el que yo podía encontrar ese beneficio que tanto buscaba y ansiaba. Para comenzar con aquella nueva actividad tuve que resolver un montón de asuntos, lo que me retrasó bastante tiempo y no me permitió concentrar mis esfuerzos en lo que más me interesaba: conseguir un proveedor que me suministrara elementos de calidad y de gran utilidad para la tienda.

Aquella experiencia me sirvió para concienciarme de la falta que me hacía conseguir los servicios de una gestoría que agilizara el pago de mis impuestos entre otros asuntos. Para ello, comencé a buscar por Internet una de esas entidades. La verdad es que resolver papeleo nunca ha sido mi punto fuerte y, ahora que todo puede formalizarse a través de esa e-administración, esa debilidad se ha multiplicado. Pero en cuanto conseguí contactar con TFS abogados en Santander todas esas dificultades se iban a esfumar.

Desde dicha gestoría me prometieron resolver todos los enredos administrativos que hicieran falta. Me pidieron que les pudiera al día en cuanto a la situación legal y económica de mi empresa para conocer de primera mano qué tipo de asuntos tenían una mayor urgencia. Yo les comenté que, con mucho esfuerzo, había conseguido dar de alta a la entidad pero que necesitaba apoyo para que no se me escapara el pago de ningún impuesto o para dar de alta a algún trabajador en el sistema de Seguridad Social.

Ayudándome a crecer

En cuanto les comenté todo lo referente a esa situación legal y económica de la tienda, los profesionales de Trámites Fáciles Santander se hicieron cargo de la situación y me liberaron de una gestión que yo no podía asumir a costa de mi desconocimiento de la materia. Creo que esta decisión ha sido una de las mejores que he tomado desde que comencé a darle vida a la tienda porque si hubiese sido yo el encargado de estar al tanto de algunos de esos asuntos, la gestión de la empresa hubiese tenido unas carencias que quizá fueran irreparables.

Después de un año y medio a los mandos de la tienda, he de decir que las cosas marchan realmente bien. Trámites Fáciles Santander me ha permitido mantenerme al día en cuanto a todas mis obligaciones como gerente de un negocio y, por otro lado, yo me he podido concentrar en conseguir una calidad para mis productos que hace que mi cartera de clientes sea cada día mayor y, mis beneficios, más abundantes.

De cara a los nuevos retos que plantea la nueva forma de organización administrativa para personas que, como yo, ya van adquiriendo una edad y no tienen una relación demasiado estrecha con los nuevos avances tecnológicos, contar con los servicios de una entidad con experiencia y conocimiento en la gestión de trámites vía online es  fundamental. En mi caso, desde luego, ha sido una ayuda innegociable.