Drones, lo último en prevención de riesgos laborales

Drones, lo último en prevención de riesgos laborales

Los drones o vehículos aéreos no tripulados, destinados a fines tanto civiles como militares, que en un principio no eran más que un tipo de aviones dirigido por control remoto, pero en la actualidad se controlan de forma autónoma. Los drones, que en principio fueron diseñados con una finalidad militar (se diseñaron durante la primera guerra mundial, aunque no fue hasta la segunda guerra mundial cuando empezaron a utilizarse), cuentan a día de hoy con multitud de aplicaciones: eventos, mensajería, tareas de búsqueda y exploración, control y vigilancia, arqueología, ocio, internet, agricultura, transporte, investigación científica, gestión del patrimonio, medioambiente,  etc…

Los drones suponen un verdadero avance en cuanto a cuestiones de prevención de riesgos laborales se refiere, sobre todo en trabajos peligrosos, como son las inspecciones o las exploraciones, y de esta forma se evitarían accidentes innecesarios, además de suponer un ahorro significativo de  mano de obra.

Pero hasta que el uso de drones se generalice tendremos que seguir esforzándonos día a día para reducir riesgos en todos los trabajos, ya que aunque se tiende a pensar que sólo existen peligros de accidentes en determinados trabajos relacionados con la altura, la electricidad o las explosiones, lo cierto es que en todos los trabajos hay más o menos riesgo de sufrir un accidente laboral.

Yo, por ejemplo, me dedico a la docencia, y en esta profesión también hay riesgos, por eso, en la escuela en la que trabajo nos aconsejan realizar un curso online de Prevención de Riesgos Laborales para el Personal Docente, que imparte Sermecón, una empresa de prevención de riesgos laborales en Alicante que realiza la formación para la obtención de la TPC, formación por oficios, directivos, curso básico P.R.L… Esta empresa ofrece la posibilidad de realizar la formación mediante el sistema de Bonificación, ya que las empresas disponen de un crédito para formar a sus trabajadores de tal forma que cuando realicen dicha formación pueden bonificarse esta cantidad en sus cotizaciones a la Seguridad Social antes que finalice el año natural.

Las ventajas de trabajar con drones

Los drones y robots colaborativos suponen una auténtica revolución dentro del mundo de los trabajos arriesgados y gracias a ellos, podemos decir, que en un futuro los accidentes laborales no serán más que una desgraciada anécdota.

La idea es mejorar las condiciones de salud de los trabajadores y trabajadoras y al mismo tiempo, abaratar costes innecesarios. El sector del metal, de la construcción, el mecánico y el de la alimentación, serán los que, por el momento más se aprovechen de la tecnología robótica.

Los drones cambiarán la forma de entender la prevención de riesgos laborales, de hecho la empresa Iberdrola, está desarrollando una prueba con drones que llevan cámara de vídeo y sistema de termografía integrados cuya finalidad es la realización de tareas de mantenimiento preventivo de sus líneas, y de esta forma mejorar las condiciones de seguridad  de sus trabajadores y trabajadoras. Este dron, estará dirigido por control remoto, mientras que un técnico revisa el estado de los cables en busca de posibles fallos.