Cámaras termográficas para descubrir enfermedades

Cámaras termográficas para descubrir enfermedades

Las cámaras termográficas se usan para muchas cosas. Por ejemplo para acciones militares y policiales para detección de objetivos y adquisición de datos; en la seguridad y antiterrorismo, ahora que malditamente vuelve a estar de nuevo de moda; mantenimiento predictivo (detección temprana de fallos tanto mecánicos como eléctricos); control de procesos y detección o análisis de incendios. Sin embargo, la aplicación que hoy os cuento es un gran avance, porque una cámara ha servido para detectar una enfermedad.

Un estudiante de la Facultad de Medicina de la UASLP, Santiago Cuelli Bárcenas, asesorado por el catedrático Idelfonso Rodríguez Leyva y su equipo, están innovando en la forma en que se puede detectar el padecimiento de la neuropatía diabética a través de la utilización de una cámara termográfica.

Según parece la detección temprana de este padecimiento no es muy común, pero destaca que la neuropatía diabética se puede detectar, desde 5 y hasta 10 años, antes de que las personas presenten síntomas de la enfermedad. El proyecto es innovador, pues nunca se ha utilizado la termografía para la detección, y representa una prueba de bajo costo, que no implica dolor y mucho menos intervención quirúrgica. Actualmente, el procedimiento que se realiza para la detección de este padecimiento, es la neuro conducción, que utiliza corriente eléctrica y le causa dolor al paciente.

Contra el cáncer de pecho

Afortunadamente no es el único avance. Estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma de Querétaro en México han desarrollado un sistema de procesamiento de imágenes termográficas para detectar de forma oportuna el cáncer de mama, enfermedad que en España es la primera causa de muerte en mujeres. El método termográfico es  capaz de detectar la variación de temperaturas en los senos, lo que puede ser señal de una anormalidad celular, aún si no han aparecido bultos o si no se presenta ningún síntoma visible. Seguro que muchas familias hubieran deseado tener este detector para no pasar por el mal trago que se vive cuando te anuncian esta maldita enfermedad.

El método desarrollado y patentado por los miembros de la comunidad UAQ consiste en un sistema y una interfaz de segmentación automática de los senos, además de un protocolo para la toma de imágenes termográficas para lograr una estandarización e incrementar la efectividad del diagnóstico temprano. A pesar de que la termografía existe desde la década de los 80, es poco utilizada en la detección de cáncer. No obstante, el desarrollo tecnológico y los avances en las cámaras termográficas han resultado en mejores imágenes y, en consecuencia, en diagnósticos más acertados.

Actualmente, el método más utilizado para la detección de cáncer de mama es la mamografía, radiación que arroja una imagen anatómica del seno, mediante la cual se pueden observar formaciones atípicas en el tejido.

Empresas que lo venden

Sin duda un gran avance, porque todos nos estamos imaginando que podríamos adelantarnos a un posible cáncer al tener esta máquina en nuestras casas. Ya me estoy imaginando a media España haciendo pedidos a Ibertronix, una ingeniería especializada en la medición de temperatura mediante sistemas termográficos y pirómetros infrarrojos y en la visualización en el interior de hornos.

Como has podido comprobar estas máquinas nos pueden ayudar mucho en un futuro no muy lejano. ¿Te gustaría tener una en casa y comprobar una enfermedad?