Así puedes ahorrar en tu factura de electricidad

Así puedes ahorrar en tu factura de electricidad

Seguro que has notado, como el resto de los españoles, como tu factura de electricidad es cada día más cara. ¿Qué hacer? Hay varias acciones, la primera lamentarlo y poner a parir al Gobierno de turno, y la segunda, y más efectiva, la de buscar acciones para ahorrar. Organización de Consumidores y Usuarios ha lanzado una serie de recomendaciones que seguro que  te pueden servir de utilidad.

Vamos a hacer un repaso de todas ellas, así que toma nota porque puedes comenzar a notarlo en tu factura desde hoy mismo. Habrás comprobado que realmente de consumo no gastas tanto, y que buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada. Por ejemplo cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.

Así que toma nota, si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas… Puede ser que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando. Y así ahorrarte unos cuantos euros. Muchas veces las compañías se aprovechan de estas dudas para ganar más en sus facturas.

Una de las mejores fórmulas para ahorrar es la de tener una tarifa con Discriminación Horaria. Es decir, pagar menos cuando consumes. Te interesa si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en horario, desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano. Los hogares que no tienen esta tarifa consumen de media un 50% en horario valle, por lo que sin esfuerzos adicionales podrían ahorrar 80 € al año en su factura de la luz. De verdad que lo vas a notar. Antes de cambiarte de tarifa lo que tienes que hacer es realizar un análisis de tus consumos en casa.

Planifica horas

Es decir, si sabes que la mayoría del tiempo estás por la mañana en casa, pues busca algo para que te resulte más barato a esas horas. Recuerda que la discriminación horaria está disponible tanto para los hogares que tienen contratada la tarifa regulada PVPC, como para los hogares que están con una oferta en el mercado libre.

El siguiente punto es muy curioso pero verídico. El consumo silencioso de los aparatos que están “apagados-pero-encendidos” te sale más caro de lo que crees. Ya sabes, cuando te vas a la cama y apagas la televisión desde el mando y se queda el típico botón rojo encendido.

Apagarlo todo

Que sepas que apagar todo lo que se queda en stand-by (teles, ordenadores, equipos de música…) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumes. Para un consumo medio (3.500 kWh/año) esto son 52 euros de ahorro al año. ¿Qué te parece? A que ahora cuando vayas a la cama vas a tener mucho más cuidado con todos las lucecitas rojas.

La temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable. Por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco: entre 15ºC y 17ºC. Eso de estar en casa con 25 grados es una auténtica locura, y más si sabes que cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. Por eso, un buen mantenimiento de la caldera puede ahorrarte hasta un 15% al año. Y recuerda que los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen.

Buenas ventanas

Por último, otra buena forma de ahorrar en tu factura de eléctrica es contando con unas buenas ventanas que no dejen pasar el frío y escapar el calor. Hoy en día buscamos cada vez ventanas de aluminio que nos aíslen más y mejor de las temperaturas del exterior, y cada vez se utilizan más las perfilerías con rotura de puente térmico, ya que son las que mejores prestaciones térmicas nos ofrecen. Las ventanas que tienen en Aluminios Villa Fontana son de estas características,  y gracias al aislamiento térmico de estas  ventanas de aluminio, ahorrarás en calefacción en invierno y climatizadores en verano. Además estas ventanas proporcionan el máximo aislamiento térmico tanto en invierno como en verano, gracias a los cerramientos de aluminio.

Como puedes comprobar, con estos consejos vas a poder ahorrar mucho dinero en tu factura de electricidad. Es el ahorro que obtendrás al reducir el consumo energético de la vivienda a lo largo de los años.