Tecnología en la pintura del automóvil

Tecnología en la pintura del automóvil

Tengo un taller de coches de importación, básicamente vehículos norteamericanos y alemanes de lujo. El público al que nos dirigíamos en un principio eran los amantes de los coches norteamericanos, pero al final si quiere uno vivir de esta pasión, tienes que abrir un poco los horizontes y también damos servicios a los fanáticos de Mercedes, BMW y Audi.

Además de vender vehículos de importación gracias a nuestros buenos contactos con Alemania gracias a mi hermano. Nos ocupamos de restaurar coches que vienen en un estado de necesidad de arreglos para después ponerlos a la venta.

Desde hace tiempo estuve pensando en hacer una buena inversión en un sitio de pintura profesional para nuestro taller. Cuando pensé en que marca podía proporcionarnos todos los equipos e instalaciones me tocó buscar en Internet, donde vi que Mercurydos.es podía ser la empresa que nos suministrase los equipos.

El objetivo es poder contar con un sitio especializado en la pintura y restauración, algo que necesita de buena mano para poder conseguir resultados de calidad. A menudo los coches que llegan a nuestro taller son automóviles raros o extraños que de no ser por nuestro taller tendrían que buscarse la vida a cientos de kilómetros, por lo que nos sabía bastante mal no poder ofrecer un servicio que fuera más allá del apartado mecánico.

En Mercurydos nos dieron la mejor y más moderna tecnología y según han ido pasando los meses el negocio lo está notando positivamente. La principal razón es que es un servicio que utilizan, tanto los amantes de los coches de importación como otros vecinos de la localidad sabedores de nuestro buen hacer y gusto por el mimo de los coches.

La moda del tunning ya ha pasado

La moda del tunning hace tiempo que pasó, en mi opinión se la llevó la crisis, ya que cuando estás en paro o no te sobra el dinero para llegar a fin de mes no puedes estar con estas cosas.  La gente ahora que se mete en estos asuntos se dedica sobre todo a equipar su coche con calidad y buen gusto, al menos la que va a nuestro taller, ya que también es verdad, no aceptamos encargos de masilla y demás.

Ahora contamos con unas pistolas y salas de pintura y secado de nivel. Podemos conseguir acercarnos a cualquier color o tonalidad. Esto es genial en caso de algunos Pontiac que han venido a nuestro taller recientemente.

Todavía recuerdo a Luis, un cincuentón fanático de los coches yankees que me vino con su Pontiac Fiero, toda una joya que todavía recuerdo de mi infancia y tenerle en coche de juguete. Me dijo que buscaba un color rojo especial Pontiac y la satisfacción que tiene uno al poderle decir, lo vas a tener, no tiene precio.

Hablando con uno de los empleados de Mercury, me contaron que lleva la empresa desde 1950, donde empezó siendo fabricante de cabinas de pintado y secado, así como instalaciones para tratamiento y pintura de superficies. Muchos años de experiencia y se nota en su servicio de mantenimiento y post-venta.